Espinosa de los Monteros

SEDE
ELECTR√ďNICA

Todos sus tr√°mites
online
a solo un click

Usted está aquí

Parroquia de Santa Cecilia

Parroquia de Santa Cecilia
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

Localidad: Espinosa de los Monteros

Es un edificio renacentista, del siglo XVI, de planta de salón, que presenta tres naves de igual altura, con bellas bóvedas estrelladas y un magnífico ábside, cubierto por una bóveda avenerada. Otras dos iglesias destacan en la localidad. La de santa María de Berrueza, reconstruida en el siglo XVIII y presidida por un gran baldaquino barroco y la de San Nicolás, con su impresionante retablo tardo-gótico de fray Alonso de Zamora. Se trata de un templo de tres naves, planta de salón, muros de piedra de sillería, de aparejo regular y cubierta de bóveda de crucería estrellada, de nervios combados y recuerdos góticos

La estructura se apea sobre gruesos muros, cuatro pilares y seis pilastras de las que arranca la tupida red de nervios que ornamenta la cubierta.

El √°bside, componente muy se√Īalado y significando en el conjunto del templo, tiene la particularidad de presentar planta cuadrada en el arranque para luego desarrollarse en un pol√≠gono de cinco lados.
Destaca la cubierta avenerada, de estilo renacentista, que remata el conjunto, y esta apoyada sobre dos pechinas para conseguir la forma pentagonal en su parte superior.

Esta iglesia fue saqueada por los franceses en la batalla de espinosa, la iglesia se sit√ļa sobre los cimientos de una anterior, que era rom√°nica y que estaba situada en el mismo lugar, de esta iglesia se conserva una columna adosada al muro Sur. El edificio actual se empez√≥ a construir en 1.527.

 

Por m√°s de mil a√Īos Santa Cecilia ha sido muy venerada en la Iglesia Cat√≥lica.
Una tradici√≥n muy antigua dice que pertenec√≠a a una de las principales familias de Roma, que acostumbraba vestir una t√ļnica de tela muy √°spera y que hab√≠a consagrado a Dios su virginidad.


Sus padres la comprometieron en matrimonio con un joven llamado Valeriano, pero Cecilia le dijo a éste que ella había hecho voto de virginidad y que si él quería ver al ángel de Dios debía hacerse cristiano. Valeriano se hizo instruir por el Papa Urbano y fue bautizado. Luego entre Cecilia y Valeriano convencieron a Tiburcio, el hermano de éste, y lograron que también se hiciera cristiano.


Las historias antiguas dicen que Cecilia ve√≠a a su √°ngel de la guarda. El alcalde de Roma, Almaquio, hab√≠a prohibido sepultar los cad√°veres de los cristianos. Pero Valeriano y Tiburcio se dedicaron a sepultar todos los cad√°veres de cristianos que encontraban. Por eso fueron arrestados. Llevados ante el alcalde, √©ste les pidi√≥ que declararan que adoraban a J√ļpiter. Ellos le dijeron que √ļnicamente adoraban al verdadero Dios del cielo y a su Hijo Jesucristo. Entonces fueron ferozmente azotados y luego les dieron muerte. Los dos santos m√°rtires animaban a los dem√°s cristianos de Roma a sufrir con gusto todos los horrores, con tal de no ser infieles a la santa religi√≥n.


En seguida la polic√≠a arrest√≥ a Cecilia y le exigi√≥ que renunciara a la religi√≥n de Cristo. Ella declar√≥ que prefer√≠a la muerte antes que renegar de la verdadera religi√≥n. Entonces fue llevada junto a un horno caliente para tratar de sofocarle con los terribles gases que sal√≠an de all√≠, pero en vez de asfixiarse ella cantaba gozosa (quiz√°s por eso la han nombrado patrona de los m√ļsicos). Visto que con este martirio no pod√≠an acabar con ella, el cruel Almaquio mand√≥ que le cortaran la cabeza. La santa, antes de morir le pidi√≥ al Papa Urbano que convirtiera su hermosa casa en un templo para orar, y as√≠ lo hicieron despu√©s de su martirio. Antes de morir, hab√≠a repartido todos sus bienes entre los pobres.


En 1599 permitieron al escultor Maderna ver el cuerpo incorrupto de la santa y él fabricó una estatua en mármol de ella, muy hermosa, la cual se conserva en la iglesia de Santa Cecilia en Roma. Está acostada de lado y parece que habla.
En Roma hab√≠a ya en el a√Īo 545 un templo dedicado a esta gran Santa.

Localización